Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Muchas veces iniciamos un emprendimiento, marcando una meta, esperando unos resultados instantáneos y grandiosos. Pronto nos damos cuenta, que el proceso es mucho más largo y requiere la implementación de diversas estrategias para sacar adelante nuestro negocio.

En ocasiones, asomamos un plan “b”, y nos repetimos, si esto no se concreta en tanto tiempo tengo la opción de pasar a este otro plan. Esta experiencia que hemos vivido muchos, no es otra cosa que el apego a los resultados.

En este orden de ideas, lo que te proponemos es que renuncies al apego hacia los resultados, pero nunca renuncies a tu intención, esto es una Ley espiritual completamente aplicable a tu emprendimiento consciente.

No renunciamos a la intención, ni al deseo, renunciamos a la expectativa de un resultado, a la espera de un determinado resultado.

La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego y la liberación del pasado, de lo conocido. Esta filosofía se desprende de las enseñanzas de Deepak Chopra. Debemos fluir sin apego, porque el apego no es otra cosa que la materialización de nuestro propio Ego.

No importa lo que estés logrando, debes hacerlo sin juicio y desde el agradecimiento. Con confianza en tu proyecto, en tu emprendimiento. Viviendo tú proceso de deseo y propósito, con entrega y compromiso, pero sin anteponer la necesidad de determinados resultados.

Para ello, es vital que disfrutes y agradezcas el proceso y no centres tu atención en los resultados. Y allí radica la importancia del desapego en tu emprendimiento, en la construcción de tu propio negocio.

Si quieres saber más sobre el agradecimiento lee el siguiente post, También podrás adquirir nuestro libro 12 claves del Éxito Integral. Disponible en Amazon.

Scroll to Top